Evitar el humo del tabaco

Evitar-el-humo-del-tabaco

  • Aunque no se fume, el humo del tabaco en el ambiente facilita contraer bronquiolitis y otras infecciones respiratorias, así como que éstas cursen con mayor impacto, haya recaídas, etc.
  • Hay que evitar fumar y también estar en ambientes donde se hace o se ha hecho: si tienes un bebé asegúrate de que no se fume en casa (que es donde el bebé pasa más tiempo), intenta no ir de visita con él donde se fume. Pide a familiares, cuidadores o personas que estén en contacto con el bebé que no fumen.
  • Si hay niños en casa no se debe fumar nunca en ella, ni aun ventilando. Si se hace en la terraza o jardín hay que cerrar ventanas o puertas para que el humo no entre.
  • Al llegar a casa si se ha fumado fuera y se tiene un bebé hay que lavarse las manos y cambiarse de ropa. También conviene cambiarse si has estado en ambientes donde se fuma. Las partículas de tabaco permanecen en los tejidos hasta que se lavan.
  • Si se es madre lactante no se debe fumar, incluso aunque se haga en otra habitación o fuera de casa. Con la lactancia se transmite al bebé los elementos nocivos del tabaco y se le hace más vulnerable a la bronquiolitis y a otras enfermedades.
  • En parques al aire libre con niños pequeños cerca conviene también no fumar, pues el humo les sigue afectando.

*Alianza Aire está desarrollando para su lanzamiento en 2015 el proyecto "Tu gran regalo /Hogares Sin Tabaco" dirigido a promover que no se fume en los hogares donde hay niños, así como para alentar a los padres y madres de niños pequeños a que abandonen el tabaco como un gran regalo de vida que pueden hacerles. De este proyecto puedes informarte en www.tugranregalo.org y @Tugranregalo

Datos de Contacto

  • Teléfono : +34 645 986 945
  • Email :Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Alta Boletín




¿Acepta HTML?
catchme refresh